La respuesta a la pregunta planteada sobre qué es un planeta, ha tenido grandes inconvenientes a lo largo de los años, y mucha controversia entre distintos grupos de personas, ya que no había una definición clara y certera de lo que era un planeta.

Por ejemplo, la Real Academia Española, lo define de la siguiente forma:

Cuerpo sólido celeste que gira alrededor de una estrella y que se hace visible por la luz que refleja. En particular los que giran alrededor del Sol.

Aquí pueden ver la definición de la RAE.

Por lo que, según ésta definición encontramos que los ocho planetas más grandes del Sistema Solar encajan debidamente en la misma, sin embargo, Plutón no lo hace de igual forma, por lo que muchos especulaban de que Plutón no era un planeta, y se generó mucha controversia.

Además, si nos remontamos a tiempos donde el telescopio aún no se había inventado, veremos que se contaban únicamente siete planetas, y que entre ellos estaban incluidos la Luna y el Sol. Por lo que podemos deducir que el término “planeta” ha estado ligado a cierta imprecisión en su definición, pero la misma llegó a su resolución en 2006.

Todo ocurrió tras el descubrimiento de Eris, el cual es un cuerpo de tamaño superior a Plutón, pero que no se lo consideraba un planeta. A raíz de esto se decidió hacer una definición más concreta sobre qué son los planetas.

¿Qué es un planeta?

Un planeta es todo cuerpo celeste que –habiendo limpiado su orbita de planetesimales- cuenta con una masa lo suficientemente grande como para lograr que su gravedad sea mayor que la propia fuerza del cuerpo rígido, de ésta forma logra un equilibrio hidostático, consiguiendo una forma esférica.

¿Qué ocurrió con Plutón y Eris?

Tanto Plutón, como Eris, junto con otra cantidad de cuerpos celestes, han sido colocados en una nueva categoría que se denomina planetas enanos, por lo que podemos decir entonces que nuestro Sistema Solar, consta de ocho planetas, y un planeta enano.

Formación de los planetas

Hace aproximadamente unos 4.500 millones de años fue que se formaron los planetas, esto aconteció al mismo tiempo que el sol

Los materiales que no se fijaron al sol se fueron distanciando mucho más que aquellos que eran más pesados.

Inmensas nubes del polvo original y gas, girarón de una forma de espiral, esto formo zonas más densas, son los llamados proyectos de planetas. Tanto las colisiones y la gravedad, fueron llevando más material a estos lugares y un movimiento de manera rotatorio las redondeó.

Luego diversos materiales y sumando las fuerzas de cada planeta se fueron ajustando, y es el día de hoy que esto continua ocurriendo, tanto los planetas como el sistema solar, permanentemente van cambiando de aspecto, de modo continuo y constante.